«Viajando por dos mangos», la propuesta en YouTube de un marplatense en España 

El periodista Norman Clinckspoor se fue en 2019 a Barcelona, pasó como pudo la pandemia y trató de reconvertir sus ganas de comunicar en ese contexto con la creación de un canal de YouTube.

La idea de «Viajando por dos mangos» se basa en mostrar recomendaciones para viajar barato por Europa con información de primera mano.

Siempre le gustó viajar, la fotografía y hacer videos. Estudió en DeporTEA y cuando llegó la pandemia, en situación de desempleo, surgió hacer algo relacionado con la comunicación con archivos de videos de sus viajes hechos en 2014 por Europa visitando Bélgica, Alemania, España e Italia.

La intención del canal de YouTube es compartir recomendaciones, tips de cómo viajar más barato, opciones de transporte y alojamiento. Pero una vez que se abrieron las fronteras volvieron los viajes y los videos empezaron a ser especialmente dedicados al contenido específico.

En Mar del Plata trabajó en un hostel cerca de la Universidad durante casi 10 años. «Empecé a conocer mucha gente de Sudamérica y de Europa que me fue abriendo los ojos sobre lugares a conocer. Así fue que decidí venir a Barcelona para buscar una situación más relajada de vida», contó Norman en Radio Brisas.

A Europa llegó con pasaporte italiano sin trabajo y surgió la chance de sumarse al Cirque Du Soleil antes de la pandemia. Empezó como acomodador y el hecho de hablar varios idiomas fue una ventaja por la diversidad de nacionalidades. Después pasó a ser el coordinador de los acomodadores y luego al departamento de merchandising, primero como vendedor y después al frente del equipo.

«El circo es muy demandante porque tenés que tener una vida en la que tenés que estar dispuesto a trasladarte. El circo se fue a Zurich y siguen de gira por distintos países hasta llegar a Seúl. Requiere dedicación total y ser una persona nómada. No era mi intención«, comentó sobre el ritmo de trabajo en espectáculos de la talla de Messi 10 y Luzia.

Y reconoció que se vio sorprendido por el nivel organizativo del Cirque Du Soleil al detallar que «trabajan unas 250 personas más otras 500 en distintos roles en torno a lo que es el espectáculo en sí y en cuanto a la logística y la organización es algo admirable. El montaje del show es increíble«.

Como hijo de un hombre nacido en Bélgica -que llegó a Argentina cuando era muy joven- en uno de sus viajes por Europa, Norman visitó Brujas, la ciudad natal de su padre, y se deslumbró por su belleza. Quiso ir a la casa de su papá, para ver in situ esa foto que había visto durante tantos años, pero no pudo encontrarla. «Por mi apellido la gente desconfía y no cree que sea argentino, pero soy argentino como el mate», lanzó.

Cuando dice que es de Mar del Plata, cuenta que es una ciudad que está cerca de Buenos Aires, pero el concepto de cercanía es muy diferente en Europa porque, según dijo, «acá hacés 400 kilómetros y ya pasaste por ocho idiomas».

De hecho, su último viaje fue bastante intenso y le dio mucho material para su canal de YouTube. «Este año en 20 días recorrí el norte de España, hice el video del Camino de Santiago y estuve en distintas ciudades de Galicia. Tengo grandes amigos de Asturias, mi tercera ciudad después de Mar del Plata y Barcelona. Cada viaje trato de filmar los lugares, averiguar las mejores opciones para viajar barato. Trato de generar contenidos que a mí me parecen interesantes. También me gusta mucho la historia y trato de mechar algo de eso con un poco de humor para que los videos no sean pesados. Una dinámica joven que te den ganas de seguir viendo», comentó.

Aluvión de argentinos en Barcelona

La gran afluencia de argentinos a Barcelona representa la tercera comunidad más grande de gente de afuera. En ese sentido, Norman expresó: «Primero los italianos, después los pakistaníes y después los argentinos cabeza a cabeza con los venezolanos. Hay muchos marplatenses que no estamos dispuestos a vivir en una ciudad sin mar. En las playas de acá nunca falta un mate. Es impresionante la cantidad de argentinos que hay».

Y agregó: «Hay muchos que vienen a probar, van a Andorra que está muy cerca, donde están los centros de ski y no hace falta un pasaporte europeo para trabajar. Mientras tengan contrato de trabajo se quedan.  Todos tienen un amigo con pasaporte italiano con el que pueden optar por hacer el trámite de «Pareja de hecho» para iniciar sus trámites para obtener permiso de trabajo o aspirar a tener el pasaporte español».

«Acá hay inflación por la guerra en Ucrania y las cosas suben 5 centavos o la nafta un 10%, pero cuando leo las noticias de Argentina pienso que acá no estamos tan mal. Viendo el panorama que se está viendo hoy en Argentina no veo la posibilidad de volver a vivir allá. También me acostumbré a que acá todos se manejan con buen trato, la gente respeta más, no se insulta, pero después pienso en los ravioles de mi mamá. Son perspectivas», reflexionó.

Por último, tiró una frase que siempre lo acompaña: «Si hay dudas a la hora de emigrar, lo peor que te puede pasar es volver. Probar nunca es un camino irreversible. Hay que aventurarse».

Escuchá la nota con Norman Clinckspoor en el programa Un Lugar en el Mundo con Florencia Cordero

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*